Conflictos de interés no revelados entre los autores de libros de texto biomédicos

ARTÍCULO ORIGINAL EN INGLÉS: 2018 abril-junio; 9 (2): 59-68. doi: 10.1080 / 23294515.2018.1436095. Epub 2018 5 de marzo.

AUTORES: Piper BJ 1, 2 , Lambert DA 3 , Keefe RC 4 , Smukler PU 5 , Selemon NA 5, 6 , Duperry ZR 7 .

Información de lOS autorES

1
a Programa de neurociencia, Bowdoin College.
2
b Departamento de Ciencias Básicas, Geisinger Commonwealth School of Medicine.
3
c Departamento de Práctica de Farmacia, Escuela de Farmacia de la Universidad de Husson.
4 4
d Departamento de Química, Bowdoin College.
5 5
e Departamento de Biología, Bowdoin College.
6 6
f Centro de reconstrucción articular compleja, Hospital de Cirugía Especial.
7 7
g Programa de bioquímica, Bowdoin College.

Resumen

ANTECEDENTES:

Los libros de texto son un recurso formativo para los proveedores de atención médica durante su educación y también son una referencia permanente para la fisiopatología y el tratamiento. A diferencia de la literatura primaria y las guías clínicas, los autores de libros de texto biomédicos no suelen revelar posibles conflictos de intereses financieros (pCoIs). El objetivo de este estudio fue evaluar si los autores de los libros de texto utilizados en la capacitación de médicos, farmacéuticos y dentistas tenían pCoIs no revelados apreciables en forma de patentes o compensaciones recibidas de compañías farmacéuticas o de biotecnología.

MÉTODOS:

Las ediciones más recientes de seis libros de texto médicos, Principios de medicina interna de Harrison (HarPIM), Farmacología básica y clínica de Katzung y Trevor (KatBCP), Fundamentos de medicina osteopática de la Asociación Americana de Osteopatía (AOAFOM), Remington: The Science and Practice de Farmacia (RemSPP), Koda-Kimble y Young’s Applied Therapeutics (KKYAT), y Yagiela’s Pharmacology and Therapeutics for Dentistry (YagPTD), fueron seleccionados después de consultar a educadores biomédicos para la evaluación. Los nombres de los autores (N=1.152, 29,2% mujeres) se enviaron a las bases de datos para examinar las patentes (Google Scholar) y la compensación (ProPublica’s Dollars para documentos [PDD]).

RESULTADOS

Los autores fueron incluidos como inventores en 677 patentes (máximo/autor = 23), con tres cuartos (74.9%) para los autores de HarPIM. Las mujeres estaban significativamente subrepresentadas entre los titulares de patentes. La base de datos PDD 2009-2013 reveló la recepción de US $ 13,2 millones, la mayoría a (83,9%) a HarPIM. La compensación máxima por autor fue de $ 869.413. La base de datos PDD 2014 identificó un recibo de $ 6,8 millones, con el 50,4% de los autores elegibles que reciben una compensación. La compensación máxima recibida por un solo autor fue de $ 560.021. Los autores cardiovasculares tenían más probabilidades de tener una entrada PDD y los autores de trastornos neurológicos tenían menos probabilidades.

CONCLUSIÓN:

Un subconjunto apreciable de autores biomédicos tiene patentes, ha recibido una remuneración de compañías de productos médicos y esta información no se divulga a los lectores. Estos hallazgos indican que la total transparencia de los posibles conflictos de intereses financieros debería convertirse en una práctica estándar entre los autores de materiales educativos biomédicos.

PMID: 29400625
PMCID: PMC6613575
DOI: 10.1080 / 23294515.2018.1436095

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *