Patrocinio de organizaciones nacionales de salud por dos grandes empresas de refrescos

ARTÍCULO ORIGINAL EN INGLÉS: 2017 Ene; 52 (1): 20-30. doi: 10.1016 / j.amepre.2016.08.010. Epub 2016 10 de octubre.

AUTORES: Aaron DG 1 , Siegel MB 2 .

Resumen

INTRODUCCIÓN:

La obesidad es un problema generalizado de salud pública en los EE.UU. Reducir el consumo de refrescos es importante para contener la epidemia de obesidad. Sin embargo, varios artículos y un libro sugieren que las compañías de refrescos están utilizando sus recursos para impedir las intervenciones de salud pública que podrían reducir el consumo de refrescos. Aunque el patrocinio corporativo por parte de compañías de tabaco y alcohol ha sido estudiado ampliamente, no ha habido un intento sistemático de catalogar las actividades de patrocinio de las compañías de refrescos. Este estudio investiga la naturaleza, el alcance y las implicaciones del patrocinio de compañías médicas y de salud de las empresas de soda de EE.UU., así como los gastos de lobby corporativo en la legislación de salud pública relacionada con los refrescos o la nutrición de 2011 a 2015.

MÉTODOS:

Los registros de gastos filantrópicos corporativos y de lobbies en la legislación de salud pública por parte de las compañías de refrescos en los Estados Unidos durante el período 2011-2015 se encontraron a través de búsquedas en Internet y en bases de datos.

RESULTADOS:

Entre 2011 y 2015, se descubrió que Coca-Cola Company y PepsiCo patrocinan a un total de 95 organizaciones nacionales de salud, incluidas muchas instituciones médicas y de salud pública cuyas misiones específicas incluyen combatir la epidemia de obesidad. Durante el período de estudio, estas dos compañías de refrescos presionaron contra 29 proyectos de ley de salud pública destinados a reducir el consumo de refrescos o mejorar la nutrición.

CONCLUSIONES:

Existe un patrocinio sorprendentemente generalizado de organizaciones médicas y de salud nacionales por parte de las dos compañías de refrescos más grandes del país. Estas compañías hacen lobby contra la intervención de salud pública en el 97% de los casos, cuestionando el compromiso sincero de mejorar la salud pública. Al aceptar el financiamiento de estas compañías, las organizaciones de salud están participando inadvertidamente en sus planes de marketing.

PMID: 27745783
DOI: 10.1016 / j.amepre.2016.08.010
[Indexado para MEDLINE]

Efecto de la dieta baja en grasa y baja en carbohidratos en la pérdida de peso de 12 meses en adultos con sobrepeso y la asociación con el patrón de genotipo o la secreción de insulina: el ensayo clínico aleatorizado DIETFITS

ARTÍCULO ORIGINAL EN INGLÉS: 2018 20 de febrero; 319 (7): 667-679. doi: 10.1001 / jama.2018.0245.

AUTORES: Gardner CD 1 , Trepanowski JF 1 , Del Gobbo LC 1 , Hauser ME 1 , Rigdon J 2 , Ioannidis JPA 1, 3, 4, 5 , Desai M 2, 3, 4, 5 , King AC 1, 3 .

Información del autor

1
Stanford Prevention Research Center, Departamento de Medicina, Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, Stanford, California.
2
Unidad de Ciencias Cuantitativas, Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, Stanford, California.
3
Departamento de Investigación y Política de Salud, Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, Stanford, California.
4
Departamento de Estadística, Escuela de Humanidades y Ciencias de la Universidad de Stanford, Stanford, California.
5
Departamento de Ciencia de Datos Biomédicos, Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, Stanford, California.

Resumen

IMPORTANCIA:

La modificación dietética sigue siendo clave para la pérdida de peso exitosa. Sin embargo, ninguna estrategia dietética es consistentemente superior a otras para la población general. Investigaciones anteriores sugieren que el genotipo o la dinámica de la insulina y la glucosa pueden modificar los efectos de las dietas.

OBJETIVO:

Determinar el efecto de una dieta saludable baja en grasa (HLF) versus una dieta saludable baja en carbohidratos (HLC) sobre el cambio de peso y si el patrón de genotipo o la secreción de insulina están relacionados con los efectos dietéticos sobre la pérdida de peso.

DISEÑO, AMBIENTACIÓN Y PARTICIPANTES:

El estudio clínico aleatorizado sobre los factores que interactúan con el éxito del tratamiento (DIETFITS) incluyó a 609 adultos de 18 a 50 años sin diabetes con un índice de masa corporal entre 28 y 40. La inscripción del ensayo fue del 29 de enero de 2013 al 14 de abril. 2015; la fecha del seguimiento final fue el 16 de mayo de 2016. Los participantes se asignaron al azar a la dieta HLF o HLC de 12 meses. El estudio también probó si 3 patrones de respuesta del genotipo multilocus de polimorfismo de un solo nucleótido o la secreción de insulina (INS-30; concentración de insulina en la sangre 30 minutos después de una exposición a la glucosa) se asociaron con la pérdida de peso.

INTERVENCIONES:

Los educadores de salud entregaron la intervención de modificación de la conducta a los participantes de HLF (n=305) y HLC (n=304) a través de 22 sesiones de grupos pequeños específicos de dieta administradas durante 12 meses. Las sesiones se centraron en las formas de lograr la menor ingesta de grasas o carbohidratos que podrían mantenerse a largo plazo y enfatizar la calidad de la dieta.

PRINCIPALES RESULTADOS Y MEDIDAS:

El resultado primario fue un cambio de peso de 12 meses y la determinación de si hubo interacciones significativas entre el tipo de dieta y el patrón de genotipo, la dieta y la secreción de insulina y la dieta y la pérdida de peso.

RESULTADOS:

Entre 609 participantes asignados al azar (edad media, 40 [SD, 7] años; 57% mujeres; índice de masa corporal promedio, 33 [SD, 3]; 244 [40%] tenían un genotipo bajo en grasa; 180 [30%] tenían un genotipo bajo en carbohidratos; línea base media INS-30, 93 μIU/ml), 481 (79%) completó el ensayo. En las dietas HLF vs HLC, respectivamente, las distribuciones medias de macronutrientes a 12 meses fueron 48% vs 30% para carbohidratos, 29% vs 45% para grasas y 21% vs 23% para proteínas. El cambio de peso a los 12 meses fue de -5.3 kg para la dieta HLF versus -6.0 kg para la dieta HLC (diferencia media entre grupos, 0.7 kg [CI del 95%, -0.2 a 1.6 kg]). No hubo interacción significativa entre el patrón de la dieta y el genotipo (P=.20) ni la interacción entre la dieta y la secreción de insulina (INS-30) (P=.47) con una pérdida de peso de 12 meses. Hubo 18 eventos adversos o eventos adversos graves que se distribuyeron uniformemente en los 2 grupos de dieta.

CONCLUSIONES Y RELEVANCIA:

En este estudio de dieta de pérdida de peso de 12 meses, no hubo una diferencia significativa en el cambio de peso entre una dieta saludable baja en grasas versus una dieta saludable baja en carbohidratos, y ni el patrón de genotipo ni la secreción basal de insulina se asociaron con los efectos dietéticos sobre la pérdida de peso. En el contexto de estos 2 enfoques comunes de dieta para perder peso, ninguno de los 2 factores predisponentes hipotéticos fue útil para identificar qué dieta era mejor para quién.

PMID: 29466592
PMCID: PMC5839290
DOI: 10.1001 / jama.2018.0245
[Indexado para MEDLINE]

Dieta Cetogénica Extendida e Intervención de Entrenamiento Físico en Personal Militar

ARTÍCULO ORIGINAL EN INGLÉS: 2019 mar 16. pii: usz046. doi: 10.1093 / milmed / usz046.

AUTORES: LaFountain RA 1 , Miller VJ 1 , Barnhart EC 1 , Hyde PN 1 , Crabtree CD 1 , McSwiney FT 2 , Beeler MK 1 , Buga A 1 , Sapper TN 1 , Short JA 1 , Bowling ML 1Kraemer WJ 1 , Simonetti OP 3 , Maresh CM 1 , Volek JS 1 .

Información del autor

1
Departamento de Ciencias Humanas, Universidad Estatal de Ohio, 305 Annie y John Glenn Avenue, Columbus, OH.
2
Instituto de Tecnología de Waterford, Cork Road, Irlanda.
3
Departamento de Radiología y Departamento de Medicina Interna – División de Medicina Cardiovascular, Universidad del Estado de Ohio 410 W 10th Avenue, Columbus, OH.

Resumen

INTRODUCCIÓN:

Las dietas cetogénicas (KD) que elevan las cetonas a un rango denominado cetosis nutricional representan un posible enfoque nutricional para abordar la preparación física emergente y el desafío de la obesidad en el ejército. Un cuerpo de evidencia emergente demuestra los beneficios para la salud de amplio espectro que se atribuyen a la cetosis nutricional, pero ningún estudio ha explorado específicamente el uso de una KD en una población militar que usa el monitoreo diario de cetonas para personalizar la prescripción de la dieta.

MATERIALES Y MÉTODOS:

Para evaluar las respuestas de viabilidad, metabólicas y de rendimiento de una KD de duración prolongada, adultos sanos (n=29) de varias ramas militares participaron en un programa de entrenamiento de ejercicio supervisado de 12 semanas. Quince participantes se auto-seleccionaron a una KD ad libitum guiada por medidas diarias de cetonas en sangre capilar y 14 continuaron su dieta mixta (MD) normal. Se realizó una batería de pruebas antes y después de la intervención para evaluar los cambios en la masa corporal, la composición corporal, la grasa visceral, la grasa hepática, la sensibilidad a la insulina, el metabolismo energético en reposo y el rendimiento físico.

RESULTADOS:

Todos los sujetos con KD se encontraban en cetosis nutricional durante la intervención según lo evaluado por el beta-hidroxibutirato capilar diario (βHB) (la media de βHB 1,2 mM reportó el 97% de todos los días) y mostraron tasas más altas de oxidación de grasas indicativas de adaptación a la ceto. A pesar de no haber recibido instrucciones sobre el consumo de calorías, el grupo KD perdió 7.7 kg de masa corporal (rango -3.5 a -13.6 kg), 5.1% de grasa corporal total (rango -0.5 a -9.6%), 43.7% de grasa visceral (rango 3.0 a -66,3% (todos p<0,001), y tuvo una mejora del 48% en la sensibilidad a la insulina; no hubo cambios en el grupo de MD. Las adaptaciones en la capacidad aeróbica, la fuerza máxima, la potencia y la carrera de obstáculos para militares específicos fueron similares entre los grupos (p>0.05).

CONCLUSIONES:

El personal militar de los EE. UU. Demostró una alta adherencia a la KD y mostró una notable pérdida de peso y mejoras en la composición corporal, incluida la pérdida de grasa visceral, sin comprometer las adaptaciones del rendimiento físico al entrenamiento físico. La implementación de un KD representa una estrategia creíble para mejorar la salud general y la preparación de los miembros del servicio militar que podrían beneficiarse de la pérdida de peso y la mejora de la composición corporal.

PMID: 30877806
DOI: 10.1093 / milmed / usz046

Efectos beneficiosos del ejercicio: cambiar el enfoque del peso corporal a otros marcadores de salud

ARTÍCULO ORIGINAL EN INGLÉS: Diciembre 2009; 43 (12): 924-7. doi: 10.1136 / bjsm.2009.065557. Epub 2009 29 de septiembre.

AUTORES: Rey NA 1 , Hopkins M , Caudwell P , Stubbs RJ , Blundell JE .

Información del autor

1
Instituto de Salud e Innovación Biomédica, Universidad de Tecnología de Queensland, Brisbane, Australia. n.king@qut.edu.au

Resumen

FONDO:

El ejercicio se promueve ampliamente como un método de control de peso, mientras que los otros beneficios para la salud a menudo se ignoran. El propósito de este estudio fue examinar si las mejoras en la salud inducidas por el ejercicio están influenciadas por los cambios en el peso corporal.

MÉTODOS:

Cincuenta y ocho hombres y mujeres sedentarios con sobrepeso/obesos (IMC 31.8 (SD 4.5) kg/m(2)) participaron en una intervención de ejercicio aeróbico supervisado de 12 semanas (70% de frecuencia cardíaca, cinco veces por semana, 500 kcal por sesión). La composición corporal, los parámetros antropométricos, la capacidad aeróbica, la presión arterial y la respuesta psicológica aguda al ejercicio se midieron en las semanas 0 y 12.

RESULTADOS:

La reducción media en el peso corporal fue de -3,3 (3,63) kg (p<0,01). Sin embargo, 26 de los 58 participantes no lograron la pérdida de peso prevista estimada a partir del gasto de energía inducido por el ejercicio de los individuos. Su pérdida de peso promedio fue de solo -0.9 (1.8) kg (p<0.01). A pesar de lograr una reducción de peso inferior a la prevista, estos individuos experimentaron aumentos significativos en la capacidad aeróbica (6.3 (6.0) ml/kg/min; p<0.01), y una disminución sistólica (-6.00 (11.5) mm Hg; p<0.05) y presión arterial diastólica (-3.9 (5.8) mm Hg; p<0.01), circunferencia de la cintura (-3.7 (2.7) cm; p<0.01) y frecuencia cardíaca en reposo (-4.8 (8.9) lpm, p <0.001) . Además, estos individuos experimentaron un aumento agudo inducido por el ejercicio en el estado de ánimo positivo.

CONCLUSIONES:

Estos datos demuestran que se pueden lograr beneficios significativos y útilesa para la salud incluso en presencia de una pérdida de peso inducida por el ejercicio menor a la esperada. Una reducción menos exitosa del peso corporal no socava los efectos beneficiosos del ejercicio aeróbico. Desde una perspectiva de salud pública, se debe alentar el ejercicio y reducir el énfasis en la pérdida de peso.

PMID: 19793728
DOI: 10.1136 / bjsm.2009.065557
[Indexado para MEDLINE]

El retraso de la gratificación de los preescolares predice su masa corporal 30 años después

ARTÍCULO ORIGINAL EN INGLÉS:  2013 Ene; 162 (1): 90-3. doi: 10.1016 / j.jpeds.2012.06.049. Epub 2012 18 de agosto.

AUTORES: Schlam TR 1 , Wilson NL , Shoda Y , Mischel W , Ayduk O .

Información del autor

1
Centro para la Investigación e Intervención del Tabaco y Departamento de Medicina, Escuela de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin, Madison, WI, EE. UU.

RESUMEN

OBJETIVO:

Evaluar si el desempeño de los niños en edad preescolar en una tarea de retraso de gratificación predeciría su índice de masa corporal (IMC) 30 años después.

DISEÑO DEL ESTUDIO:

A finales de los años sesenta y principios de los setenta, los niños de 4 años de una escuela preescolar afiliada a la universidad completaron la clásica tarea de retraso de la gratificación. Como parte de un estudio longitudinal, se realizó un seguimiento de un subconjunto (n = 164; 57% de mujeres) aproximadamente 30 años más tarde y se informó de su estatura y peso. Los datos fueron analizados mediante regresión jerárquica.

RESULTADOS:

El desempeño en la tarea de retraso de gratificación representó una parte significativa de la varianza en el IMC (4%; P <.01), por encima de la varianza representada solo por sexo (13%). Cada minuto adicional en que un niño en edad preescolar retrasó la gratificación predijo una reducción de 0.2 puntos en el IMC en la edad adulta.

CONCLUSIÓN:

La mayor demora en la gratificación a los 4 años se asoció con un menor IMC 3 décadas después. Debido a que este estudio es correlacional, no es posible hacer inferencias causales con respecto a la relación entre la duración del retraso y el IMC. La identificación de niños con mayor dificultad para retrasar la gratificación podría ayudar a detectar niños con riesgo de sobrepeso u obesidad. Se han desarrollado intervenciones que mejoran el autocontrol en los niños pequeños y podrían reducir el riesgo de que los niños tengan sobrepeso y también tener efectos positivos en otros resultados importantes para la sociedad.

PMID: 22906511
PMCID: PMC3504645
DOI: 10.1016 / j.jpeds.2012.06.049
[Indexado para MEDLINE] 

Mejorando la efectividad del tratamiento de la obesidad combinando una dieta y técnicas de motivación

ARTÍCULO ORIGINAL EN INGLÉS: 2018; 69 (3): 299-305.

AUTORES: Kłósek P 1 , Grosicki S 1 , Całyniuk B 2 .

Información del autor

1
Departamento de Prevención del Cáncer, Facultad de Salud Pública en Bytom, Universidad Médica de Silesia en Katowice, Polonia
2
Departamento de Dietética, Facultad de Salud Pública en Bytom, Universidad Médica de Silesia en Katowice, Polonia

RESUMEN

FONDO:

La obesidad es considerada una enfermedad. El tratamiento de la obesidad debe incluir la modificación de los comportamientos saludables para lograr una pérdida de peso a largo plazo.

OBJETIVOS:

La comparación entre el tratamiento tradicional de pérdida de peso con y sin una terapia motivacional.

MATERIALES Y MÉTODOS:

El estudio incluyó a 104 mujeres con sobrepeso o mujeres con obesidad con una mediana de edad de 34 años. Estaban bajo la supervisión de un dietista. Los pacientes se dividieron en dos grupos: el grupo estándar que estaba en una dieta individualizada y baja en calorías desarrollada por un dietista y recibió apoyo sustancial, y el grupo de estudio que, además, utilizó técnicas de motivación.

RESULTADOS:

Se calculó la pérdida media de peso, la reducción media en la medida de la cintura y la grasa corporal después de un tratamiento de 5 meses. La pérdida media de peso corporal en el grupo de control fue de 10.56 kg (± 8.65), la cintura fue de 11.84 kg (± 10.62) y la pérdida de grasa fue de 5.11 kg (± 3.17) en promedio -lo que corresponde a 8.02% (± 6.55). El estudio en el que se utilizaron técnicas motivacionales adicionales, la pérdida de peso promedio fue de 17,31 kg (± 9,29), la medida de la cintura fue de 15,25 cm (± 8,28) y la pérdida de grasa fue de 8,34 kg – lo que corresponde al 12,19% (± 7,32) de tejido adiposo. Todas las diferencias entre los resultados del tratamiento en ambos grupos fueron estadísticamente significativas (p <0,05).

CONCLUSIONES

El proceso de tratamiento dietético que emplea técnicas motivacionales tiene una mayor eficacia terapéutica que un enfoque tradicional.

PMID: 30141582

Subestimar el contenido de calorías cuando hay alimentos saludables: ¿un efecto promedio o un efecto de anclaje dependiente de la referencia?

ARTÍCULO ORIGINAL EN INGLÉS: 2013 14 de agosto; 8 (8): e71475. doi: 10.1371 / journal.pone.0071475. eCollection 2013.

AUTORES: Forwood SE 1 , Ahern A , Hollands GJ , Fletcher PC , Marteau TM .

Información del autor

1
Unidad de Investigación de Conducta y Salud, Departamento de Salud Pública y Atención Primaria, Universidad de Cambridge, Cambridge, Reino Unido. Sef26@cam.ac.uk

RESUMEN

OBJETIVO:

Estudios previos han demostrado que las estimaciones del contenido de calorías de un alimento saludable insalubre tienden a ser más bajas cuando el alimento se muestra junto con un artículo saludable (por ejemplo, frutas o verduras) que cuando se muestra solo. Este efecto se ha denominado ilusión calórica negativa y se ha atribuido al hecho de promediar los alimentos poco saludables (vicio) y saludables (virtudes) que conducen a una mayor salud percibida y a una reducción de las estimaciones calóricas. El presente estudio tuvo como objetivo replicar y ampliar estos hallazgos para probar el efecto mediador hipotético de las calificaciones de la salubridad de los alimentos en las estimaciones de calorías.

MÉTODOS:

En tres estudios online, se invitó a los participantes a hacer estimaciones de calorías de combinaciones de alimentos. También se evaluaron las calificaciones de salubridad de los alimentos.

RESULTADOS:

Los primeros dos estudios no lograron reproducir la ilusión de calorías negativas. En un estudio final, el uso de un alimento de referencia, siguiendo de cerca un procedimiento de un estudio previamente publicado, produjo una ilusión de calorías negativas. No se encontraron pruebas para un papel mediador de las estimaciones de salubridad.

CONCLUSIÓN:

La ilusión calórica negativa parece ser una función del contraste entre un alimento juzgado y una referencia, apoyando la hipótesis de que la ilusión calórica negativa surge del uso de una heurística de anclaje y ajuste dependiente de la referencia y no de un efecto de ‘promedio’ como se propuso inicialmente. Este hallazgo es consistente con los datos existentes sobre estimaciones de calorías secuenciales, y resalta un impacto significativo del orden en que se ven los alimentos sobre cómo estos se evalúan.

PMID: 23967216
PMCID: PMC3743811

DOI: 10.1371 / journal.pone.0071475

[Indizado para MEDLINE]

Proporción del riesgo de cáncer de colon que podría prevenirse en una cohorte de hombres estadounidenses de mediana edad

ARTÍCULO ORIGINAL EN INGLÉS: 2000 Ago; 11 (7): 579-88.

AUTORES: Platz EA 1 , Willett WC , Colditz GA , Rimm EB , Spiegelman D , Giovannucci E .

Información del autor

1
Departamento de Nutrición, Escuela de Salud Pública de Harvard, Boston, MA 02115, EE. UU.

RESUMEN

OBJETIVO:

La dieta y el estilo de vida probablemente desempeñan un papel importante en la incidencia de cáncer de colon; sin embargo, se desconoce la proporción de riesgo de cáncer de colon que podría prevenirse. Por lo tanto, estimamos la proporción de riesgo de cáncer de colon en hombres en el estudio prospectivo de seguimiento de profesionales de la salud que podría ser atribuible a una constelación de factores de riesgo modificables y, por lo tanto, podría prevenirse.

MÉTODOS:

Se incluyeron 47,927 hombres de 40-75 años en 1986, entre los cuales confirmamos 411 casos de cáncer de colon entre 1986 y 1996. Los factores de riesgo considerados fueron obesidad, inactividad física, consumo de alcohol, tabaquismo en la adultez temprana, consumo de carne roja y baja ingesta de ácido fólico de suplementos. Calculamos una puntuación de riesgo que fue la suma de los seis factores de riesgo de los valores de 1 (mejor exposición) a 5 (peor exposición) correspondientes a la categoría de exposición. Ingresamos el puntaje de riesgo en un modelo de regresión logística y estimamos el porcentaje de riesgo atribuible de la población (PAR%) usando el método de Bruzzi et al.

RESULTADOS:

Después de ajustar por edad y antecedentes familiares de cáncer colorrectal y comparar el puntaje de riesgo para los seis factores de riesgo de cáncer de colon modificables en o por encima de los percentiles 20, 10 o 5 aproximados, el PAR% aumentó del 39% (95% intervalo de confianza (CI) = 23-58%), a 48% (CI 95% = 25-71%), a 55% (CI 95% = 27-80%), respectivamente. Utilizando un segundo método en el que usamos puntos de corte consistentes con comportamientos de salud general-buenos para cada factor de riesgo, comparando hombres con al menos un factor de riesgo para hombres sin ningún factor de riesgo (3.1% de los hombres), el PAR% fue 71 % (95% CI = 33-92%).

CONCLUSIÓN:

Los hallazgos de este análisis sugieren que, si todos los miembros de esta cohorte de hombres de mediana edad de EE.UU. Tuvieran una distribución de exposición modificable comparable a los hombres con puntajes de bajo riesgo, una gran proporción del riesgo de cáncer de colon podría evitarse. Se requiere un estudio adicional para determinar si la realización de cambios en estos seis factores de riesgo ahora reduciría el riesgo de neoplasia colorrectal, o si la proporción de neoplasia de colon que podría evitarse sería similar en poblaciones con características diferentes.

PMID: 10977102
[Indizado para MEDLINE]

Asociación de tener televisión en el dormitorio con mayor ganancia de adiposidad en una muestra representativa a nivel nacional de niños y adolescentes

PUBLICACIÓN ORIGINAL EN INGLÉS:  . Manuscrito del autor; disponible en PMC 2015 1 de mayo.
Publicado en forma editada final como: JAMA Pediatr. Mayo de 2014; 168 (5): 427-434.
PMCID: PMC4141563
NIHMSID: NIHMS611951

AUTORES

Resumen

IMPORTANCIA

La obesidad afecta la salud en niños y adolescentes. La televisión es un factor de riesgo establecido para la obesidad en los jóvenes. Ningún estudio prospectivo ha evaluado si un televisor de dormitorio confiere un riesgo adicional para la obesidad en la juventud.

OBJETIVO

Evaluar la asociación prospectiva entre la presencia de un televisor de un dormitorio y el cambio en el índice de masa corporal (IMC, calculado como el peso en kilogramos dividido por la altura en metros cuadrados), independientemente de la televisión, en una muestra representativa nacional de niños y adolescentes estadounidenses.

DISEÑO, CONFIGURACIÓN Y PARTICIPANTES

Llevamos a cabo una encuesta telefónica prospectiva de dígitos aleatorios que capturó a niños y adolescentes de todo Estados Unidos. Los participantes incluyeron 6522 niños y niñas de 10 a 14 años al inicio del estudio que fueron encuestados por teléfono sobre los factores de riesgo de los medios para la obesidad. Las regresiones ponderadas evaluaron la adiposidad a los 2 y 4 años de seguimiento, controlando la televisión y la visualización de películas, jugar a videojuegos, crianza, edad, sexo, raza o etnia, ingreso familiar y nivel educativo de los padres.

EXPOSICIÓN

Informe de tener un televisor en el dormitorio al inicio del estudio.

PRINCIPALES RESULTADOS Y MEDIDAS

El IMC ajustado por edad y sexo se basa en el autoinforme y el informe de los padres sobre el peso y la altura a los 2 y 4 años de seguimiento.

RESULTADOS

Las distribuciones por edad, sexo, raza o etnia, y nivel socioeconómico fueron similares a las estimaciones del censo para la población de los EE. UU. Los métodos de ponderación de muestra representaron tasas de deserción más altas entre las minorías étnicas y las personas con un nivel socioeconómico más bajo. El 59.1% de los participantes reportó tener televisores en el dormitorio al inicio del estudio, y los varones, las minorías étnicas y los de bajo nivel socioeconómico tenían tasas significativamente más altas. En análisis multivariados, tener un televisor en el dormitorio se asoció con un exceso de IMC de 0,57 (IC 95%, 0,31-0,82) y 0,75 (0,38-1,12) en los años 2 y 4, respectivamente, y una ganancia de IMC de 0,24 (0,02-0,45 ) de los años 2 a 4.

CONCLUSIONES Y RELEVANCIA

Tener un televisor en el dormitorio está asociado con el aumento de peso más allá del efecto del tiempo de visualización de la televisión. Esta asociación podría ser el resultado de los efectos no capturados de la televisión o de patrones de sueño interrumpidos. Con la alta prevalencia de televisores en el dormitorio, el efecto atribuible a este factor de riesgo entre los niños y adolescentes de los EE. UU. Es un exceso de peso de 8,7 millones de kg/año.

La versión final editada de este artículo está disponible en JAMA Pediatr
Vea otros artículos en PMC que citan el artículo publicado.